Los 10 signos de infidelidad más comunes que debes conocer

La infidelidad entre los miembros de un pareja está a la orden del día. Tanto hombres como mujeres por igual, son infieles a sus parejas de una forma u otra. Todos conocemos a alguien que ha sido infiel a su pareja, por eso, la infidelidad se ha convertido en algo con lo que todos convivimos y nadie se extraña de que ocurra (cuando debería suceder al contrario). Cuando pensamos en la infidelidad femenina o masculina nos surgen varias preguntas:

¿Qué motivos llevan a alguien a serle infiel a su pareja? o ¿qué signos de infidelidad son los más comunes?

Los motivos que llevan a alguien a engañar a su pareja pueden ser tan diversos como los motivos por los que surge el amor entre dos personas. Desde motivos sexuales y pasionales a motivos económicos, familiares o emocionales. Todo vale en este caso… y es que si quieres ser infiel a tu pareja, las justificaciones serán muchas y muy diversas.

A continuación, os vamos a dejar una lista con los signos de infidelidad más comunes en las parejas para que tomes nota y no se te pase por alto nada. Estos signos de infidelidad son:

Preocupación anormal por la apariencia, aumento del aseo personal o renovación del vestuario:

Esta preocupación tan repentina y excesiva por la apariencia puede ser un signo de infidelidad bastante importante, ya que si está en proceso de conocer a alguien, la imagen que debe ofrecer estará  totalmente enfocada en causar buena impresión a la otra persona para conseguir el objetivo propuesto.

Uso excesivo y repentino del móvil y las redes sociales:

Es un signo de infidelidad frecuente el ver que tu pareja no pierde el móvil de vista ni un segundo, siempre lo lleva consigo, además de repente le ha puesto o cambiado la clave de seguridad, etc. Esto puede indicar que tiene algo en su móvil que no puede salir a la luz y por tanto, trata de ocultarlo a toda costa. Este puede ser otro signo de infidelidad femenina o masculina de los más comunes que actualmente se pueden dar, ya que el móvil forma parte de nuestro día a día para lo bueno como para lo malo.

Un cambio de comportamiento inexplicable:

Cuando se observa una conducta anormal en alguno de los miembros de la pareja, puede implicar que la infidelidad esté presente. También es verdad que no debemos ser alarmistas y que por lo tanto, si notamos este cambio, deberíamos comentárselo a nuestra pareja para intentar ver el por qué y pedir alguna explicación.

Nuevos círculos de amistades y trabajo repentino:

Es otro signo de infidelidad que se da especialmente en parejas que comparten grupo de amigos o de trabajo. Se da un cambio brusco en las actividades sociales, aparecen nuevos hobbies que pueden resultar muy poco conocidos y accesibles para la otra parte de la pareja. Además, aparecen reuniones de trabajo inesperadas y poco creíbles, que hacen que llegue más tarde a casa y apenas tenga tiempo libre.  Todo esto influye de tal forma que podemos decir que el mayor número de infidelidades se produce en el trabajo, en el gimnasio o incluso con algún vecino.

 Cambios de humor:

Debido a la situación de estrés que la persona infiel vive en casa, experimenta cambios de humor muy desproporcionados, pasando a estar más irritable, irascible y a sentirse incómodo por ciertas cuestiones o situaciones que se presentan en la pareja o en el matrimonio.

Regalos y palabras amables a destiempo:

Puede surgir en el infiel un sentimiento de culpabilidad bastante grande y por tanto, para limpiar su conciencia y sentirse mejor, aparecerá un exceso de cariño , de atención e incluso de detalles con su pareja de forma que esta se sienta halagada y él a su vez limpie su conciencia y no se sienta tan mal por esa infidelidad.

 Elementos sospechosos en el hogar:

Una relación siempre deja huellas y en muchos casos, esas huellas pueden evidenciar que algo raro sucede. La aparición de pequeños objetos, facturas o fotografías en el hogar conyugal o en el coche puede dar a entender que hay alguien más y que alguien está ocultando algo.

 Despreocupación por los asuntos familiares:

En muchos casos, un signo de infidelidad en el matrimonio muy importante es la despreocupación por los asuntos familiares. Todo lo que la pareja ha conseguido en años de convivencia, es abandonado por la persona infiel hasta tal punto de no darse cuenta de lo que hace y que sean los propios hijos o el otro miembro de la pareja quienes vean la situación y lo pongan de manifiesto.

 Disminución de los encuentros afectivos:

Este es otro de los signos de infidelidad masculina y femenina más importantes de todos. Es evidente, que el estado de una relación, en la mayoría de las ocasiones se mide en los encuentros afectivos y relaciones íntimas que la pareja tenga. Por lo tanto, si se produce una disminución considerada del número de relaciones y encuentros,  debemos preocuparnos , ya que esto puede ser síntoma de que la persona infiel sale fuera de casa para tener dichos encuentros.

Una autoestima mucho más alta:

 El conocer a una persona,  sentirse atraído y confiado hace que la autoestima de una persona sea más alta y por lo tanto, en ocasiones, se sienta más confiado y decidido  a la hora de actuar.

Es importante resaltar que aunque algunas de estas condiciones se cumplan, no quieren decir necesariamente que haya una infidelidad en la relación y por tanto no hay que dar la voz de alarma precipitadamente. Lo importante es crear e la relación un clima de confianza que permita que la persona que en algún momento sienta que tiene problemas o tenga que decirle algo a su pareja, sepa que puede hacerlo.  Si no es el caso, siempre es mejor consultar a profesionales que puedan resolver todas las dudas presentes en una relación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *