¿Cómo saber si un empleado me roba?

Imagen de un bolsillo con billetes de dinero

En una empresa con una serie de trabajadores, el empresario o jefe generalmente no puede estar pendiente en todo momento de lo que cada uno de sus empleados hace. Esto se refleja en un aumento de conductas erróneas que los empleados cometen en su puesto de trabajo y que hacen que surjan problemas como: bajas laborales fingidas, absentismo laboral e incluso robos en el puesto de trabajo.

En este artículo vamos a hablar sobre los robos en el trabajo e intentaremos contestar a una de las preguntas que más se hacen los empresarios, ¿cómo saber si un empleado me roba? y además trataremos de responder a otra cuestión importante, ¿cómo puedo prevenir que un empleado me robe?

detective mirando una lupa

 Antes de continuar es importante resaltar que los robos no solo pueden ser económicos, pueden producirse robos de material, robos relacionados con el desaprovechamiento del tiempo por parte del empleado, etc.

Para saber si un empleado me roba debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes tales como:

 

Descontento por parte del empleado en cuestión

El descontento puede venir por diversos motivos aunque los principales son motivos económicos (ya que puede verse infravalorado en cuanto a sueldo), sociales (ya que en ocasiones puede tener discusiones con otros compañeros o superiores), o incluso motivos relacionados con una carga excesiva de trabajo. Estos motivos, siempre vistos desde la subjetividad del empleado, pueden hacer que se sienta despechado y descontento con la empresa y por lo tanto pretenda vengarse cometiendo robos. Debemos por lo tanto, observar a nuestros empleados en busca de conductas extrañas para así poder evitarlas en la mayoría de lo posible.

Malos hábitos de los empleados

 En algunas ocasiones, no tiene por qué haber un descontento o una actitud vengativa por parte de la persona que roba en la empresa. En estas ocasiones, los robos se pueden producir por otros motivos tales como: los malos hábitos de nuestros empleados, es decir, aquellos empleados que son alcohólicos o drogadictos. Estos empleados sienten una necesidad incesante de dinero para adquirir las sustancias que consumen, por eso, pueden ser más propensos a la hora de intentar sacar un “dinero extra” para gastarlo en lo que consumen. Por lo tanto como empresarios o jefes tenemos que estar vigilando a estos trabajadores para evitar ciertas conductas que puedan derivar en un robo u otra actitud prohibida.

“Los números no cuadran”

 Si tienes sospechas de que algún empleado te está robando, deberías buscar y estudiar aquellos registros o facturas que creas que no cuadran. De forma cuidadosa revisa todas las facturas para descubrir los errores y así intentar llegar hasta aquella/as persona/as responsables de dichos errores. Si tenemos en cuenta este aspecto posiblemente nos sea más sencillo averiguar si se están produciendo robos en la empresa, ya que en la mayoría de los casos de robo, las facturas son la pista más esclarecedora.

 Personas que preguntan constantemente sobre el paradero del dueño del negocio

 Estos casos pueden darse frecuentemente a modo de comprobación por parte del empleado deshonesto o de algún amigo para aprovechar la ausencia del jefe y así cometer el robo.  Esta ausencia es aprovechada por muchos empleados para desobedecer sus obligaciones perdiendo el tiempo en cosas que no proceden y por lo tanto, perjudicar a la empresa en todo su conjunto.  Es importante que en estos casos en los que falta el jefe, algún empleado de confianza se haga cargo del control de la situación e informe al jefe sobre las posibles irregularidades que el resto de sus compañeros estén cometiendo en detrimento de la empresa.

Reúnete con los empleados sospechosos

 Si tienes sospechas de que algún empleado te está robando y has comprobado que evidentemente han ocurrido robos en la empresa, reúnete con los empleados sospechosos para esclarecer los hechos. Tu actitud a la hora de hablar con ellos en esa reunión privada debe ser comprensiva y desafiante al mismo tiempo. Debes saber que una persona que roba en su empresa, puede ser muy fría y por tanto te puede poner a prueba en dicha reunión. Para evitar eso debes ser infalible, poner todos los datos disponibles sobre la mesa y ejercer presión hacia los investigados. Tarde o temprano confesarán.

Detective mirando al frente

Todos estos datos y sospechas que hemos expuesto en el artículo no son sospechas que en el 100% de los casos se cumplan, es decir, si se dan algunos de los casos que hemos comentado anteriormente no quiere decir que estén habiendo robos en la empresa. Lo que si indican es que algo no funciona de forma correcta y por lo tanto necesita la supervisión del propio jefe o encargado y a ser posible de profesionales que lo investiguen más a fondo. La única forma que tenemos de evitar esto es con prevención y vigilancia, ya que si un empleado se siente observado, seguramente rinda más a la hora de realizar su trabajo. También debemos decir que no podemos “acosar” a los empleados para que trabajen, con supervisión y una cierta vigilancia, no se sentirán incómodos y trabajarán de la forma que como jefes, queramos y sea beneficiosa para el conjunto de la empresa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *