, ,

INCUMPLIMIENTO DE LA CUSTODIA COMPARTIDA CON MENORES

Una separación es una experiencia muy traumática para todos aquellos que la sufren, desde los componentes de la pareja, pasando por familiares y amigos hasta los propios hijos, que quizás son a los que más le afecta esta nueva situación. Para ello, desde los juzgados e instituciones se apoya a los descendientes de la pareja ya que son las piezas más vulnerables y por lo tanto se les brinda una ayuda que los padres deben tener en cuenta y cumplir con rigor.

El régimen de visitas facilita la situación de los niños y en la mayoría de los casos tiene consecuencias positivas para estos pero ¿se cumple en la mayoría de los casos?, ¿qué podemos hacer si algún progenitor no cumple con el régimen de visitas? Son las preguntas más frecuentes que todos aquellos que viven esta situación se hacen día a día.

CAUSAS DEL INCUMPLIMIENTO DEL RÉGIMEN DE VISITAS

Los celos, envidias y sentimientos negativos hacia el otro progenitor, son las principales causas que hacen que alguno de los progenitores no cumpla rigurosamente con el régimen de visitas impuesto por el juez. Otros motivos son las nuevas relaciones sentimentales de alguno de los progenitores e incluso motivos laborales (estos últimos no son excusa, ya que basta con comunicar la nueva situación laboral ante el juez y éste se encargará de rehacer el régimen de visitas).

SUSPENSIÓN DE LA CUSTODIA COMPARTIDA

Los jueces son los que tienen la última palabra para regular la custodia compartida entre los progenitores, por lo tanto, son los que (estimándolo oportuno) pueden privar de este derecho a alguno de los dos progenitores en cualquier momento. Muchas son las denuncias por el incumplimiento del régimen de visitas en Madrid a las que los jueces tienen que hacer frente y por lo tanto, estos deben valorar las gravedad de las mismas antes de tomar medidas.

Si un juez considera que hay graves circunstancias que se reiteran con el tiempo  puede limitar o suspender la custodia del menor.

Otros motivos por los que se puede suspender la custodia del menor son el alcoholismo, la drogadicción o el carácter violento de algún progenitor. Además las enfermedades mentales también influyen negativamente en la custodia compartida. En general, cualquier conducta que pueda ser perjudicial para el menor puede ser un indicio para que el juez limite el régimen de visitas.

¿QUÉ PAPEL TIENE UN DETECTIVE PRIVADO FRENTE A ESTOS CASOS?

Los detectives privados en Madrid pueden tener un papel fundamental frente a estos casos que se plantean ya que si hay certezas o indicios de que algún progenitor no está haciendo las cosas como debe, un detective puede ayudar a esclarecer la situación. El trabajo de los detectives privados en Madrid en estos casos es muy completo ya que se encargan de investigar la conducta y el día a día del progenitor en cuestión para esclarecer ciertas actitudes o conductas que se pongan en duda por parte del progenitor contratante.

Es por lo tanto muy útil ya que las pruebas recogidas por el detective privado pueden ser valoradas frente al juez, quien decidirá finalmente como organizar la custodia de los menores. Pruebas relacionadas con la falta de atención, el consumo de alcohol en exceso o frente a los menores, las conductas de riesgo con los menores… son las que pueden ayudar a conseguir una mejor custodia para el menor y por lo tanto minimizar las situaciones perjudiciales para este.

No hay dudas de que un detective privado es la ayuda que en muchos casos se necesita para el bien de los menores. La seguridad y certeza con la que actúan los detectives privados en Madrid es clave para el buen desarrollo del trabajo.

¡No dudes en contactar un detective privado en Madrid si tienes dudas sobre la conducta del otro progenitor ya que el bienestar de los menores es primordial!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *