,

Investigación de herencias, ¿qué papel juega un detective privado?

 

Cuando pensamos en el uso de un detective privado, nos centramos en temáticas que aun personales no llegan a extenderse a poder solucionar un conflicto familiar como en ocasiones resultan ser las herencias.

En este artículo te explicaremos por qué es de gran utilidad contratar un servicio como el de un detective cuando hay un malestar o inconformidad en el repartimiento de la herencia.

Aunque la persona fallecida haya intentado cerrarlo todo de forma correcta es muy frecuente que surjan discrepancias entre sus herederos.

Normalmente cuando el detective privado entra en acción en una investigación de herencias es debido al grabe conflicto surgido entre los familiares que ha creado una gran desconfianza entre los propios herederos.

¿Cómo puede ayudar un detective en casos de herencia?

Los familiares del difunto o sus abogados son con diferencia los que más suelen contactar con nuestros expertos, si bien cada vez más entran en escena otras figuras que optan por contratar a un detective privado por motivos similares.

Es el caso de los administradores de fincas en la localización de herederos de una propiedad, movidos, por ejemplo, por un impago o por una carga que impide la venta de una propiedad.

Conforme mayor es la herencia y los intereses que se desprenden de ella, mayores pueden ser los enfrentamientos que se generen y conlleven litigios judiciales.

En este contexto es frecuente recurrir a la figura del detective privado como elemento de liberación de tensiones entre las partes a través de la obtención de pruebas e información sobre la situación real, con el fin de que se haga un reparto de la herencia más justo y equitativo para todas las partes implicadas.

¿Qué funciones tiene el detective en un caso de investigación por herencia?

El detective privado a menudo se enfrenta a una doble lucha. Por un lado la localización de personas y por otro la localización de propiedades.

La clausura y cierre legal de una herencia se sucede cuando se produce un acto único ante notario donde están presentes todos los herederos.

A veces surge un problema al no presentarse todos ellos al no saber su paradero y es necesario realizar una búsqueda y localización de estos familiares perdidos. Esta es una de las labores del detective.

Encontrar a un heredero

La aceptación de la herencia se formaliza en un acto único ante notario, que implica que todos los herederos deben estar presentes en dicho momento. No siempre es fácil conseguirlo.

Hay casos en los que se ha perdido el contacto con un familiar que vive en el extranjero u otros en los que entran en juego herederos desconocidos o beneficiarios no consanguíneos, que ni siquiera son conscientes de estar incluidos en el testamento.

Nos encargamos de localizar a todos las personas implicadas en el proceso, para que el reparto pueda completarse.

Investigación sobre los beneficiarios

Del mismo modo, puede darse el caso de que los herederos desconfíen entre sí o duden del cumplimiento en firme de la voluntad del testador. Esto puede llevar a alguno de los implicados a necesitar pruebas que revelen irregularidades.

Investigación sobre la albacea

También es común que surjan dudas sobre la persona designada para hacer cumplir la voluntad del fallecido.

En estos casos, los detectives privados centramos la investigación en verificar si cumple los requisitos exigidos y, por tanto, es o no realmente una persona adecuada p

ara tal fin. Estudiamos si la elección de la persona encargada de cumplir la voluntad del fallecido está corrompida y actúa por beneficio propio, o si actúa correctamente.

Investigación de las propiedades del fallecido

Nuestros detectives privados localizan el paradero de las diferentes propiedades, ya sean muebles, bienes inmuebles, colecciones de arte u otros bienes, así como dinero o joyas.

Aunque la labor detectivesca es muy amplia, pasa por funciones como recopilar información en bases de datos: morosos, registro de la propiedad.

También se procede a entrevistar a gente cercana, vecinos, clientes y proveedores del fallecido, entre otros.

Situaciones que se pueden crear tras la investigación

También es importante conocer los dos tipos de heredero que pueden darse en el transcurso de una investigación por herencia:

  • Herederos forzosos: son aquellos herederos que están definidos por la ley como tal. Estos tienen el derecho de heredar, y suelen coincidir con los familiares más cercanos y directos.
  • Herederos elegidos: son aquellos herederos que son elegidos de manera expresa por el fallecido, siendo frecuente que desconozcan su calidad de herederos. Es frecuente en este caso que los propios herederos forzosos desconozcan de su existencia.

Una vez producida la investigación, esto puede dar lugar a diferentes situaciones, existen para ella tres posibilidades, todas ellas constituyen decisiones irrevocables:

  • Puede aceptar la herencia “simplemente”, lo cual significa que, en caso de que las deudas del fallecido superen a los bienes, el heredero responderá con sus propios bienes hasta liquidar las deudas que ha contraído con la aceptación.
  • Puede aceptar la herencia “a beneficio de inventario”. Con esta modalidad el heredero solamente respondería de las deudas del fallecido hasta agotar el patrimonio del fallecido, pero no estaría obligado a responder con sus propios bienes.
  • Puede “repudiar” la herencia, es decir, el sucesor puede rechazar la herencia.

Para concluir, el uso de un detective en este tipo de situaciones es sin duda a causa de desacuerdos familiares y un intento de solventar una tensión que puede hacer daño a los herederos. Si tienes cualquier duda puedes dejárnosla en los comentarios o ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *