Detectives privados para tu empresa: las 6 formas en las que te pueden ayudar

¿Cómo puede ayudar un detective privado a mi empresa?

Cada vez con más frecuencia, las empresas acuden a los detectives privados para llevar a cabo investigaciones relacionadas con la entidad y con su actividad comercial. Factores como el absentismo laboral, las bajas fingidas, el fraude o la necesidad de mejorar en ciertos aspectos del día a día de la compañía son algunas de las situaciones que hacen que se requiera un detective privado en el contexto empresarial.

La labor del detective privado en la empresa puede sacar a los responsables de un apuro importante. En Madrid, decenas de entidades se lanzan a captar los servicios de detectives privados por alguna de las situaciones que te exponemos a continuación: absentismo laboral, espionaje industrial, problemas de ventas en PYMEs o informes precontratación.

Absentismo laboral

En 2019, el absentismo laboral marcaba un máximo histórico en España: 753.000 asalariados no trabajaron en todo el año, tal y como rezaban los titulares de las principales rotativas del país. Un dato que, en última instancia, suponía un coste extra para las entidades de unos 7.000 millones de euros, según datos de Adecco. ¿Y en horas? Según el mismo informe, hablaríamos de la pérdida de 100 millones de horas al mes y unas 1350 horas al año en total.

Esto es una situación que, en definitiva, ha disparado las sospechas de bajas fraudulentas. Ante esta situación, el papel del detective privado se antoja fundamental: realiza un análisis del trabajador bajo sospecha y su entorno, siempre ciñéndose al marco legal; según nuestra experiencia, son habituales los casos de trabajadores que presentan informes falseados para obtener la baja, además de lesiones ficticias o la exageración de lesiones leves.

Espionaje industrial

Conocemos casos de espionaje industrial en todos los sectores: en el campo de la telefonía móvil, en el de la alimentación, transporte o en el tecnológico y textil. El espionaje industrial es una práctica habitual para realizar robos de propiedades intelectuales.

Nuestra labor, en este caso, es la siguiente: reunimos la pruebas precisas y comprobamos que se dan los requisitos legales necesarios para poder denunciaar el espionaje industrial. Comenzaremos, de esta forma, a elaborar documentos que demuestren la existencia del hipotético espionaje industrial.

En este sentido, hay que tener en cuenta que no siempre es necesario realizar una denuncia formal del espionaje industrial, siendo esencial, simplemente, el hecho de conocer que existe una fuga de información y un posible robo de nuestra propiedad intelectual.

Mystery shopper

A veces, nuestra empresa no avanza. Si tenemos, por ejemplo, una tienda, puede ser que veamos que nuestras ventas están estancadas. Los análisis internos no dan frutos; hay que apostar por un análisis externo.

Y de todos los tipos de análisis externos, el que implica a un detective privado es el que se denomina Mystery Shopping. Un Mystery Shopper ayuda a detectar deficiencias empresariales haciéndose pasar por un cliente. Realiza un proceso de compra como el que haría un usuario cualquiera, pero señalando y apuntando todos los problemas que encuentre durante el proceso.

Entre estos posibles problemas, encontramos:

  • Falta de limpieza.
  • Mala exposición de los productos.
  • Trato con el cliente.
  • Falta de claridad en la comunicación.
  • Horario que no se cumple.
  • Ausencia en el día a día del protocolo establecido previa concentración.

Informes pre-contratación

Contratar a alguien es un esfuerzo económico considerable. Cada vez encontramos a más empresas que, antes de lanzarse a la contratación final, intentan recabar todas las informaciones posibles.

Así, encontramos empresas que intentan verificar los curriculums de los aspirantes, tanto como cerciorarse de determinadas características del empleado para evitar que este se convierta en un trabajador tóxico. Esto se puede conseguir indagando en documentos oficiales, buscando antecedentes y denuncias y realizando un completo rastreo de la huella digital que el sujeto en cuestión ha dejado. Además, existe la posibilidad de ponerse en contacto con empresas en las que el trabajador ya haya estado.

Investigación en Pequeñas y Medianas Empresas

Hemos visto de todo en pequeñas empresas: hurtos reiterados, trabajadores que fingen una enfermedad; desajustes en stock o en el inventario. Todo esto puede suponer unas pérdidas inasumibles para una PYME.

Nuestra labor en PYMES como detectives suele ser crítica; recabamos toda la información que afecta a nuestro pequeño negocio. Todo lo comentado anteriormente se concentra aquí: informes precontratación, mystery shopper, espionaje o los propios informes de contratación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *